La normalización de la base de datos es un procedimiento mediante el que se aplican unas reglas a las relaciones derivadas del modelo relación-entidad al modelo relacional. Una base de datos se ha de normalizar para reducir los problemas de actualización de los datos, evitar duplicidades y proteger su integridad.

La calidad de los datos es la clave para el éxito de nuestra empresa

El Data Quality o la calidad de los datos es muy importante, ya que unos datos inexactos pueden suponer cientos de envíos anuales que no sirven de nada y sobrecargar a nuestros empleados.

Gastar recursos en el mejor CRM del mercado no es una buena solución si los datos de los que disponemos no son buenos. De hecho, aproximadamente un 30 % de los registros de las bases de datos suelen ser inexactos o estar duplicados. Una buena base de datos de calidad, va a permitir tener acceso a información real y fiable.

Importancia de la calidad de los datos

Si no gestionamos bien los datos de nuestros clientes, estos pueden sentirse defraudados e incluso pueden alejarse de nosotros. Un cliente leal quiere que le reconozcan como tal. Si, como empresa, perdemos a estos clientes, estamos perdiendo nuestra base de ventas y, por tanto, el potencial de los futuros ingresos.

La mayor parte de los datos que registramos se vuelven obsoletos en menos de un mes. Sin embargo, las empresas no tienen planes para implementar una iniciativa que mejore la calidad de su base de datos. Esto es fundamental, pues una mala calidad de estos supone pérdidas económicas e incremento de costes.

Los datos que maneja una corporación son tanto o más importante que el dinero, por lo tanto, es necesario ocuparse de su cuidado. Son realmente importantes para tomar decisiones y para poder relacionarnos con nuestros clientes.

Tradicionalmente, el CIO ha sido el responsable de los datos de una empresa, pero hoy en día necesita ayuda de los oficiales de datos por la gran cantidad de información que se maneja. A este respecto, es importante señalar que las juntas directivas y los CEO de las empresas deben enfocar su atención en los datos, sobre todo antes de que esa falta de gestión de los mismos se refleje en unas cifras financieras que no les gusten.

¿Qué pasa si se tienen datos incorrectos o duplicados?

El bad data puede derivar en una toma de decisiones nefasta. Los responsables del equipo de ventas podrían perder contacto con los clientes importantes y perderían también numerosas oportunidades para generar más ventas.

La imprecisión en los datos que se almacenan se deriva de la movilidad y de la obsolescencia de los perfiles de clientes ideales. Esta inexactitud aumenta cuanta más información se tiene, sobre todo si no se utiliza de forma habitual.

Esto se puede traducir en un sobrecoste, en materia de productividad y tiempo perdido, del departamento de marketing y ventas. Una mala calidad de datos supone costes de millones de euros anuales a una empresa.

¿Existe una solución?

La solución es depurar y enriquecer los datos existentes antes de recopilar más datos en bruto. Es necesario implementar estrategias de limpieza de datos sencillas y eficientes para que los recogidos se almacenen libres de errores. Por suerte, tenemos a disposición soluciones para normalizar y mejorar los datos de una empresa garantizando las mejores estrategias para relacionarnos con nuestros clientes.

Las herramientas que se incluyen pueden corregir errores, detectar entradas duplicadas y estandarizar el formato en el que se crea contenido para la base de datos de los clientes. Gracias a ellas, el departamento de marketing puede encontrar mejores oportunidades de venta sin malgastar recursos y tiempo con personas o clientes que no están interesados en nosotros o nuestros servicios y productos.

¿Por qué la calidad de los datos es clave para el marketing?

Una mala calidad de datos puede ser devastadora incluso para el mejor diseño de una campaña de marketing. De hecho, la calidad de los datos es el mayor problema al que nos podemos enfrentar en nuestra empresa.

El Data Quality hace referencia a la falta de algunos datos claves como son las coordenadas XY, las referencias catastrales contrastadas y verificadas, la duplicidad de algunos datos, que no tengan el formato adecuado o a que no se ajusten a las especificaciones que necesitamos en cada momento.

Si la calidad de los datos no es óptima, puede ocasionar una serie de gastos que se pueden evitar y, además, ayuda a tener y analizar el recorrido del cliente con una buena perspectiva.

El éxito de una organización depende de la eficacia de sus datos, ya que son la mejor base para realizar estrategias de marketing con un buen resultado que puedan mejorar las cifras de nuestro negocio. Por tanto, la normalización de la base de datos debe ser algo prioritario.

imagen

Share This