La recogida de datos puede ser una tarea esencial a la hora de establecer estrategias efectivas para nuestro negocio a nivel general y en determinadas ramas en particular. En este sentido, existen diferentes formas de recoger datos de tus clientes para poder emplearlos en tu beneficio.

 

Puntos a tener en cuenta en la recogida de datos

Lo primero que debemos aclarar son una serie de puntos que hay que tener en cuenta para recoger datos de nuestros posibles clientes. El primero de ellos es que siempre debemos ofrecerles seguridad en nuestro sitio web. Esto pasa por cumplir con toda la normativa relativa a la proyección de datos. De este modo, informaremos acerca del uso que se hará de los datos y, el tipo de comunicación y frecuencia que vamos a establecer con ellos.

En el caso de que sea para una tienda física, se deben recoger datos de forma impresa mediante formulario. En él se debe explicar con claridad cuáles son las condiciones de fidelizarse a tus servicios. Este formulario puede entregarse en el mismo momento en que acudan a tu tienda y aprovechar para explicarles las ventajas que tiene pertenecer a tu «club de clientes».

Al recoger datos también podemos registrar información sobre el comportamiento que tiene cada cliente con sus compras o con cada pedido en concreto. Es así que para ello se pueden emplear “leads” a través de Internet, lo que quiere decir usarlos como clientes potenciales. Esto se hace a través de landing pages específicas, a través de redes sociales o bien a través de formularios en nuestro sitio web. Vayamos ahora con las formas de recoger datos y procesarlas para obtener beneficios de ellos.

 

1.- Datos creados

Son los datos que no existen de por sí a no ser que se pidan directamente a los clientes o se obtengan de ellos a través de una serie de preguntas. Con ello, se pueden recoger datos acerca de distintas categorías con diferentes metodologías. Estas pueden ser encuestas a personas o bien la captura de datos a través de mecanismos específicos. En esta categoría,  se incluyen los formularios online, las encuestas a los propios empleados o los estudios de mercado. En efecto, todas estas técnicas emplean los datos creados para obtener su información. Sin embargo, para ello requerimos de la colaboración de la persona para recabarlos.

 

2.- Datos provocados

Por datos provocados entendemos en cierta forma un tipo de datos creados que, sin embargo, son recogidos de una forma pasiva. Lo que se busca es que sean los propios clientes quienes de forma pasiva los suministren. En esta categoría entrarían los sistemas de evaluación donde se puede obtener información.

 

3.- Datos transaccionales

Son los datos que se generan cada vez que un cliente hace una compra. Se obtiene información acerca de la persona que ha realizado la compra y aspectos como quién lo ha hecho y en qué lugar. Estos, son datos esenciales para las empresas, y sobre todo para los E-commerce, así como para las campañas de marketing y distribución, en las que se les puede sacar mucho partido y rendimiento. Por ejemplo, pueden servir para implementar ofertas concretas o para generar estrategias específicas para un punto en función de los datos recabados.

 

4.-Datos experimentales

Son datos que en realidad se tratan de una combinación entre los datos transaccionales y los creados. Se crea determinado experimento para que los clientes y consumidores que tenemos reciban diferentes estrategias de marketing a través de los datos creados para ver cómo responden a ellas. Su nombre proviene precisamente de que se hacen pruebas para ver cuál es la respuesta de nuestros clientes frente a las estrategias que implementamos.

 

5.- Obtener datos compilados

Otra de las formas que existen de recoger datos es mediante la compilación. Esta estrategia consiste en que una empresa en concreto se encarga de recogerlos para posteriormente venderlos a terceros. Son compañías dedicadas a generar grandes bases de datos con información sobre clientes y personas en general, y a las que se puede acceder para poder beneficiarnos de ella.

 

6.- Captura de datos

Son datos que se recogen de forma pasiva de nuestros clientes y que se crean a partir del uso de dispositivos y aplicaciones. El ejemplo clásico de este tipo es el GPS que emplea los datos obtenidos sobre su uso para desarrollar su propia información. 

 

7.- Aprovechamiento de los datos generados por los usuarios

Son datos que provienen tanto de las empresas como de los propios clientes y que se encuentran en redes sociales, blogs, foros, etc. La desventaja de estos datos es que están desestructurados y es difícil su aprovechamiento y organización.

Una forma de asegurarnos la recogida de datos correctos en formularios online es mediante la utilización de un autocompletado. Con la inclusión de este sistema en tu aplicación o web podrás aportar a los registros una calidad óptima de los registros e intuitiva para el usuario registrado.

En DEYDE contamos con una solución para la grabación correcto de nombres y direcciones postales con un mínimo de pulsaciones, logrando la máxima calidad de datos en la dirección introducida. Mediante la instalación de MyDataQ Autocompletion lograrás normalizar automáticamente los datos de registro y otorgar una mejora en la experiencia del usuario, así como agilizar los tiempos de registro.

En cualquiera de los casos, la forma de aprovechar los datos dependerá del tipo de estrategia y uso que queramos darles. En DEYDE y como expertos en Calidad de Datos podemos ayudarte a organizar y aportar una adecuada calidad a tus datos para que puedas sacarles el máximo rendimiento.

Share This