Una de las principales premisas de cualquier empresa es hacer nuevos clientes, pero ¿qué hay de los clientes que ya confían en los servicios y/o productos de tu empresa? Aquí entra en juego la fidelización de clientes, un cometido tan importante como la de generar nuevos clientes. Y no podríamos hablar de fidelizar sin hablar de los propios datos ¿Quieres saber cómo fidelizar clientes?

 

¿Cómo fidelizar clientes con tus bases de datos?

Lo primero que hay que tener en cuenta es que, si has llegado hasta aquí, es porque ya has generado un lead anteriormente o porque cuentas con una base de datos. Por lo tanto, ya se parte de un contacto previo y un interés del cliente. Ahora bien, como se trata de generar valor, es bueno que sepas cómo mejorar la calidad de tu base de datos.

Hay algunos aspectos que dependerán del contenido formal. Ahora bien, existen otras cuestiones que estarán más vinculadas a tus técnicas de promoción. En cualquier caso, toma nota de las siguientes pautas:

 

1. Asegúrate de que los datos de consentimiento están actualizados

Lo primero que has de comprobar es que el consentimiento está actualizado o ajustado al servicio que pretendes dar. Es relativamente habitual contar con unos datos de consentimiento, o bien desfasados, o bien que no se ajustan a la finalidad que pretendes. Si tu relación con el cliente es buena, pídele la renovación del consentimiento vía online.

Por otra parte, hay que señalar que los datos conseguidos antes del 25 de mayo de 2018 tienen que renovarse. Aunque cada vez son menos los casos afectados, es fundamental que lo recuerdes. Con la aparición de la RGPD la privacidad de los datos cobra una importancia para cualquier empresa que opere con ellos.

 

2. Comprueba que los datos no están duplicados

Pocas cosas hay más perjudiciales para la imagen de una empresa que los envíos duplicados. Como principio general, te convendrá, y mucho, buscar alternativas para evitar estas situaciones. Existen herramientas de identificación de duplicados como las que te ofrece DEYDE, que te pueden ayudar en este tema.

Recuerda que, para fidelizar clientes, la imagen que ofrezcas es fundamental. Este es un buen motivo para pensarse dos veces si tu base de datos está al día en la información.

 

3. Realiza comunicaciones segmentadas

Las comunicaciones se pueden segmentar de varias maneras en función de tus intereses. Si hay algo que no soportan los potenciales clientes es sentir que han recibido un spam o un mensaje masivo. Por lo tanto, contar con el código postal o con información sobre la actividad te servirá para enviar comunicaciones personalizadas.

Piensa que, al fin y al cabo, una base de datos tiene que cumplir una función útil. Cuanto más te ajustes a las necesidades de tu potencial cliente mucho mejor. Gracias a la solución de DEYDE podrás realizar esta segmentación de una manera más precisa.

 

4. Utiliza la información justa y necesaria

La calidad de una base de datos no se mide por la cantidad de información, sino porque esta sea la adecuada. Por lo tanto, recuerda el principio de que lo bueno, si es breve, dos veces bueno. Pide solo la información que necesites pero, además, aplícalo a la utilización cuando te dirijas a tus clientes.

Recuerda que la idea es suscitar la atención, no generar desconfianza en tus clientes. Si utilizas un exceso de datos o estos están desordenados, es posible que consigas el efecto contrario al que pretendes.

 

5. Envía recordatorios de promociones

Los recordatorios de promociones son la manera de que tu cliente se acuerde de que existes. Para ello, se hace necesario que cuentes con una buena información clasificada correctamente. Esto te permitirá dirigirte rápido a aquellos clientes a los que consideras que tienes algo interesante que ofrecer.

Eso sí, los recordatorios se pueden utilizar con una frecuencia moderada. El exceso de información también puede resultar molesto y no se tomará en serio. Lo que se pretende es suscitar un interés que pueda traducirse económicamente.

 

6. Haz comparativas de efectividad

El control de los progresos de tus campañas de marketing resultan fundamentales. Ahora bien, esto debería contar con un apartado específico dedicado al uso de bases de datos. Si has hecho unos cambios para mejorar la calidad, estaría bien comprobar cuál ha sido el impacto. No en vano, los cambios tienen que trasladarse a tu relación con los clientes.

Recuerda que el objetivo, a medio y largo plazo, es mejorar. Por lo tanto, no ha de haber problema en comprobar cómo tu trabajo está dando frutos. No en vano, recuerda que siempre estás a tiempo de realizar modificaciones.

 

Conclusión

Mucho se ha escrito sobre la capacidad de una base de datos. Si bien la captación es fundamental, esta no se puede ni debe hacer de cualquier manera. La diferencia entre llegar o no llegar se dirime, muchas veces, en estos pequeños detalles. Es ahí, pues, donde entra en juego el concepto de calidad.

La calidad de datos se ha convertido en un aspecto irrenunciable en la fidelización de clientes por varios motivos, legales y comerciales. DEYDE está especializada en proporcionar servicios de normalización de datos para todo tipo de empresas. ¿Quieres mejorar la calidad de tu base de datos para fidelizar clientes? Aquí encontrarás la ayuda para ello gracias a la suite MyDataQ.

 

Share This