La gestión de datos de clientes es un tema candente. Hasta el punto en que los datos del consumidor se han convertido el recurso más valioso del mundo: en el petróleo de la era digital. Por lo tanto, la normalización de base de datos es vital para garantizar la calidad de datos o detectar duplicados.

6 formas de gestionar eficazmente una base de datos

El control concienzudo de grandes volúmenes de datos de clientes no tiene por qué ser un desafío imposible. Con solo un poco de previsión, cualquier empresa puede realizar la gestión de sus datos de un modo inteligente y evitar que se pierda información valiosa. Aquí, seis pasos para lograrlo:

1. Tomando en serio la seguridad

Cuando recopilamos datos personales sobre clientes debemos tener un plan para mantener esa información segura. Esto ayuda a construir la confianza del cliente y a evitar problemas en el futuro. ¿Qué pasos tangibles debemos dar para conseguirlo?

– Invertir en un CRM.

– Asignar en un sistema de copia de seguridad.

– Financiar en la formación de nuestros empleados.

La pérdida de datos o la mala gestión puede desembocar en la pérdida de clientes y en una mala imagen de marca.

2. Recopilando información de forma ética

Como decimos, confianza es un componente clave en la construcción de relaciones con nuestros clientes (reales y potenciales). En este sentido, la mejor manera de generar confianza es siendo transparente con respecto a nuestras políticas de recopilación de datos. Existen formas de obtener datos de un modo ético:

– A través de encuestas.

– Con suscripciones. Por ejemplo, a boletines.

En cualquier caso, la política de privacidad de la empresa debe aparecer en todo momento. Este es el caso de los correos electrónicos, página web, etc.

3. Decidiendo qué es necesario

Demasiados datos (saturación de datos) pueden abrumar a cualquier empresa con información irrelevante o duplicada, dificultando su toma de decisiones.

Los hackers también pueden obtener acceso a datos que no necesariamente se debería tener. Además de eso, los datos de los clientes a menudo ni siquiera se utilizan. De hecho, entre el 60 % y el 70 % de todos los datos dentro de una empresa no se utilizan para el análisis.

Determinar qué datos recopilar requiere un pensamiento estratégico. Los datos obtenidos necesitan un propósito. Hay que decidir qué información realmente se necesita. Es preciso responder a las siguientes cuestiones:

– ¿De qué manera se alinean los datos con los objetivos generales de la empresa?

– ¿Cómo se analizará cada dato?

– ¿De qué forma contribuirán los datos a la experiencia del cliente?

La adopción de un enfoque sistemático y transparente ayuda a reducir la información obsoleta, innecesaria o duplicada. Así mismo, un proceso de ventas más limpio implica menos gastos generales y mayor productividad.

4. Invirtiendo en el almacenamiento inteligente de CRM

Se acabaron los días en que una hoja de cálculo era el mejor método para almacenar los datos de los clientes. Las empresas que toman en serio los datos almacenarán la información de sus clientes en una herramienta de administración de relaciones con los clientes (CRM) que también cumple con el RGPD.

Estas herramientas están diseñadas para que la organización y recopilación de información importante sea segura y fácil. También pueden proporcionar información segmentada sobre el cliente basada en los datos, que es una excelente manera de identificar oportunidades de mejora.

Tener un CRM tiene aún más beneficios:

– Todos los datos están en un solo lugar.

– Se pueden seguir las interacciones de los clientes.

– Ofrece una vista unificada del cliente.

5. Realizando copias de seguridad

En el contexto digital actual, la copia de seguridad de los datos y un plan de recuperación son esenciales.

Debemos tener una copia de seguridad bien protegida de todos los datos de nuestros clientes en caso de que haya un problema con nuestro sistema.

Aquí hay algunas preguntas a considerar al realizar su plan de respaldo de datos:

– ¿Cuál es el presupuesto para la protección de datos?

– ¿Qué tipo de plan es mejor para el negocio?

– ¿Dónde se almacenarán las copias de seguridad?

– ¿Cuál será el plan de recuperación?

Del mismo modo, hay que probar el sistema de respaldo para asegurar que todo funcione correctamente.

6. Limpiando los datos

Los datos del cliente pueden quedar rápidamente desactualizados. ¿Qué significa esto? Que hay que validar y actualizar la información (direcciones de correo electrónico, números de teléfono y direcciones particulares).

Es ineludible eliminar los duplicados y los contactos que desperdician los recursos. Es la forma de aumentar el valor de la base de datos. Hay varios aspectos a considerar:

– Realizar una auditoría de datos.

– Evitar los silos. Centralizar los datos de clientes en todos los departamentos.

– Asegurar que el formato de datos de la empresa es consistente.

En DEYDE apostamos por la eficiencia en todos los procesos de data quality. Por eso ponemos a su disposición todos los recursos necesarios para lograr la normalización de base de datos y una gestión eficiente. Es el momento de recopilar y administrar los datos de tus clientes de manera responsable. Ponte en contacto con nosotros y comencemos a agregar valor a tus bases de datos.

Share This