Toda empresa de logística, por su estructura de negocio, necesita a los datos como pieza fundamental para gestionar su día a día. Por tanto, da una importancia enorme a la normalización de datos y, sobre todo, a aquella que interviene en los datos sobre direcciones postales. ¿Conoces los beneficios que esta normalización de direcciones postales aporta a las empresas de logística?

 

Beneficios de una correcta normalización de direcciones postales en logística

El proceso de normalización tiene el fin de mejorar la eficiencia en el uso de las direcciones postales, evitando cometer errores y agilizando el proceso logístico. Eso sí, siempre se tiene que realizar siguiendo los procedimientos legales.

Es evidente que sin una dirección postal normalizada cualquier empresa que utilice estos datos, y más si se trata de logística, tiene problemas. Se pierde tiempo, dinero e imagen ante el cliente. Conocer cómo se normalizan las direcciones es sumamente importante para que no trascienda. Lo cierto es que a día de hoy es prácticamente imposible trabajar con esquemas obsoletos en lo referente a los datos.

Hay que tener en cuenta que la normalización de datos llega a varios aspectos. En primer lugar, clasifica y divide la información por campos. Por otra parte, corrige direcciones postales mediante organismos oficiales como el Instituto Nacional de Estadística (INE), y los actualiza en la propia base de datos. En tercer lugar, incorpora el código postal correcto con otro organismo oficial como Correos.

La empresa puede mejorar sus resultados de varias maneras gracias a la normalización de datos. Si buscas estar por encima de tus competidores debes tener en cuenta estas mejoras a través de calidad de datos:

1. Ahorro de tiempo

El primer beneficio de la normalización de direcciones es que tardarás menos en realizar tus operaciones de logística. Esto se manifiesta de dos maneras distintas.

En primer lugar, tardarás menos tiempo por realizar estas operaciones por un mejor agrupamiento y segmentación de tus clientes, así como mediante rutas de reparto más rápidas.

Por otro lado, no tendrás que realizar otro tipo de gestiones complementarias. Hay que señalar que la simplicidad, derivada de un proceso de normalización, hace que tardes menos en realizar las operaciones. Una base de datos no normalizada ni actualizada trae problemas y toma de decisiones lentas.

En consecuencia, y siempre que puedas, es recomendable que optes por normalizar direcciones postales y evitar perder un tiempo precioso en las gestiones de envío.

2. Evitarás operaciones erróneas y otros factores

Lo primero que hay que tener presente es que la normalización de datos limpia y simplifica la base de datos. Por ejemplo, identificando datos que han sido duplicados para su posterior eliminación. En segundo lugar, corrigiendo aquella información que era errónea o que estaba desactualizada.

La normalización de datos suprime la necesidad de realizar otro tipo de operaciones que no son necesarias. Esto supone un beneficio en tiempo que puede y debe repercutir económicamente tanto en la reducción de errores como en el tiempo empleado en solventarlos.

Dicho de otra manera, tus empleados pueden dedicarse a lo realmente importante, que es generar valor. Es cierto que este beneficio va parejo a una gestión del personal eficiente. En cualquier caso, si tienes en cuenta este aspecto, podrás trabajar con más criterio y sacar la máxima rentabilidad al factor trabajo.

3. Reducirás los costes administrativos y de gestión

Las bases de datos, cuando están debidamente normalizadas, son muy útiles porque reduces los costes administrativos y de gestión. Esto sucede porque cada dirección está debidamente validada.

¿Qué es lo que evitas? En primer lugar, tener que mandar una expedición al lugar equivocado. Por otra parte, también evitarás la duplicación de notificaciones, con el trastorno que eso conlleva. Finalmente, también conseguirás reducir el stock de almacén, mejorando la eficiencia de tu trabajo. No está de más tener en cuenta ambas cuestiones.

El resultado práctico es que utilizarás una cantidad menor de factor trabajo para cumplir con tus obligaciones.

4. Podrás aumentar tu facturación a medio plazo

La facturación aumentará a medio plazo como consecuencia de la política de normalización de datos. Si bien al principio no se notará tanto, sí hay algunos aspectos relevantes que se notarán.

Hay que tener en cuenta que la imagen de tu empresa mejorará con una base de datos de direcciones postales normalizada. El cliente quiere que los envíos lleguen en tiempo y forma, y sin alteraciones. Por lo tanto, es fundamental que tengas claro este aspecto. Una empresa con buena reputación tiene más posibilidades de facturar más.

La mayoría de las empresas de logística están iniciando su mejora en los procesos logísticos. El resultado es que mejorarás a medio y largo plazo, trabajando mejor.

 

Conclusión

Las empresas de logística están dando una importancia central a la política de gestión de datos. DEYDE es una empresa especializada en el sector de calidad de datos y proporciona una suite con diversos módulos, destacando MyDataQ Adresses, para la realización de normalizado de direcciones postales cotejadas con el INE.

¿Quieres mejorar tu gestión de datos y ser más rentable? Te animamos a que consultes todas las posibilidades que te ofrecemos. Esto te permitirá, a largo plazo, ser más rentable.

Share This