La calidad de datos es una parte fundamental de cualquier empresa, ya que en las bases de datos se almacena toda la información referente a los movimientos que se realicen, contabilidad, gestión de stock o datos del personal, así como toda la información sensible referente a los clientes.

La calidad de los datos

La calidad de los datos es muy importante para el conocimiento, la prospección y la retención de todos tus clientes. Y es que sin unos datos que sean de calidad, las campañas de marketing, por ejemplo, suelen reportar unos resultados muy por debajo de lo esperado.

El problema de mala calidad de la información almacenada es algo que afecta a más de la mitad de las empresas españolas. Algo muy malo si además se añade que tampoco tienen una estrategia de mejora.

Hay muchas empresas que piensan que una estrategia de gestión de datos puede ser algo que desaliente a los empleados. Lo cierto es que con tantos frentes como tiene una tarea de este tipo, las corporaciones se enredan en una telaraña de costes, tareas y reuniones de trabajo.

Pero la realidad es muy diferente a lo que tradicionalmente se piensa. Implementar un plan de gestión de datos que sea de calidad es sencillo si se sabe cómo proceder. Lo principal es alcanzar unos objetivos que sea medibles en eficiencia, efectividad, integridad, confidencialidad, disponibilidad, fiabilidad y cumplimiento de las leyes de protección de datos.

Claves para mejorar la calidad de los datos

La gestión de calidad de la información no es un reto que sea inalcanzable, sino que se debe ver como una oportunidad de aumentar el valor de tu negocio. Esto se conseguirá porque aumentará la eficiencia y el rendimiento de las acciones de marketing.

Utilizar el correo electrónico y el postal

Hay que invertir un porcentaje importante de todos los esfuerzos que se realizan en el marketing a hacer comunicaciones con los clientes que sean lo más personalizadas posible. Estas comunicaciones se pueden realizar a través del correo electrónico, y por supuesto, del correo postal. En este último caso es más frecuente encontrar mensajes no personalizados, y es un error que se debe evitar cometer.

Además, es frecuente encontrar direcciones en mal estado que harán que el envío de cartas o paquetes no lleguen a tiempo a su destino final, causando malestar en los clientes.

Implementar controles de entrada de datos

Corregir los datos de contacto de los clientes es mucho más sencillo si se incorpora un software que se encargue de la verificación, corrección y enriquecimiento de los datos en el mismo momento que están entrando.

En DEYDE tenemos un sistema que es útil tanto para detectar y corregir errores mientras se está registrando a un cliente telefónicamente, como para implementar en el “front” de una web, mejorando además la experiencia del usuario.

Entender cuáles son los datos clave

Hay que llegar a conocer muy bien cuál es la información clave que está almacenada en los sistemas de la compañía. De esta forma se pueden mejorar todas las comunicaciones de marketing y las operaciones propias de la empresa.

Para comprender plenamente una base de datos con información de los clientes, lo primero que hay que hacer es identificar cuáles son las posibles fuentes de entrada de datos, especialmente en aquellas áreas donde la información que entra es errónea. De esta manera se podrán implantar sistemas de control para garantizar la calidad de los datos.

Estas son algunas claves para garantizar que las bases de datos tengan una información valiosa para una empresa. No hay que quedarse atrás, hay que dar el paso hacia la perfección de la información que garantizará el éxito en las comunicaciones y en la toma de decisiones.

<< Volver

Share This