La normalización de correos electrónicos es una acción cada vez más frecuente e importante para la mejora de la calidad de tus bases de datos. Contar con una base de datos que no tenga correos electrónicos normalizados puede provocar problemas como envíos fallidos e identificación de correos como SPAM. ¿Sabes qué es y en qué consiste este proceso de normalización de correo electrónico?

 

Normalización de correos electrónicos, ¿qué es y en qué consiste?

La normalización de correos electrónicos consiste, básicamente, en depurar aquellos errores que pueden malograr los envíos. Eso sí, hay que indicar que los envíos se malogran, bien por SPAM o bien por una redacción inadecuada. Todo lo que suponga mejorar la calidad de tus bases de datos es importante.

Si hubiera que distinguir bien la normalización, puede decirse que es un elemento que  corrige y normaliza la información. Muchas veces, estas situaciones se pueden deber a un error de escritura que es corregible. En otras ocasiones, se trata de la inclusión de un carácter no válido. Estas situaciones, si utilizas una herramienta específica, sirven para reducir las posibilidades de que haya problemas.

Hay varias formas de proceder a la normalización de correos electrónicos. El objetivo final es claro, depurar y mejorar las direcciones de correo. Las actuaciones que se pueden realizar para mejorar el rendimiento de una base de datos son las siguientes:

 

1. Cotejar los dominios

Lo primero que hay que comprobar en una base de datos es que, efectivamente, conste el dominio. Si ha habido una equivocación, es perentorio eliminar la referencia. No en vano, si el dominio no es correcto, o no se enviará o, en su caso, constará como SPAM. En DEYDE cuentas con una herramienta que detecta y corrige errores comunes de escritura en dominios más conocidos y empleados.

Recuerda que un correo no deseado puede, incluso generarte problemas legales. La actual legislación sobre protección de datos aconseja que utilices solo aquellas direcciones que consten en tu base de datos y que estén previamente autorizadas. Hay que recordar que las sanciones pueden llegar al 4 % de la facturación o a 20 millones de euros. El desarrollo legislativo del Reglamento Europeo de Protección de Datos (RGPD) ha determinado la nueva realidad.

Si el dominio no está reconocido, el correo no se enviará o se hará como SPAM. En consecuencia, cuanto antes se puedan eliminar los excesos en bases de datos, mejor que mejor.

 

2. Modificar caracteres no permitidos

Uno de los problemas recurrentes cuando se escribe una dirección de correo electrónico es la redacción de los mismos. Hay caracteres que no están permitidos como las tildes o paréntesis y que, por error, pueden figurar. Las herramientas especializadas eliminarán estos datos y minimizarán el margen de error.

La modificación de un caracter no permitido permite normalizar una dirección y permitir que llegue a su destinatario. No en vano, esta es una acción de gran importancia porque evitará acciones inútiles. Por otra parte, aumentará las posibilidades de que el lead que te dieron pueda generar valor. La idea es que te resulte mucho más fácil recuperar esa información.

El consejo que te damos es que hagas este trabajo en un primer momento. En consecuencia, tendrás una lista de correo depurada y con menos opciones de error.

 

3. Corregir errores de escritura

Los errores de escritura son relativamente comunes y es posible que no tengan que ver con quien envío la información. Un ejemplo recurrente es el de las arrobas, los espacios o errores de redacción en dominios famosos.

Las correcciones automáticas permiten solucionar problemas. Esta es una de las principales funcionalidades de cualquier herramienta de normalización. Si lo tienes en cuenta, lo cierto es que comprobarás que son muchas las diferencias de calado entre aplicar esta metodología o no. El desarrollo de las herramientas de análisis ayuda, y mucho, a mejorar la calidad de tus bases de datos.

No te imaginas la cantidad de correos electrónicos que se malogran por el envío de  caracteres erróneos. Si estás interesado en evitar este bucle, esta es una buena manera de conseguirlo.

 

Conclusión

La normalización de correos electrónicos es un proceso sumamente útil y funcional. Si quieres mejorar tus ratios de rendimiento, evitar problemas legales y ahorrar tiempo, esta es una opción interesante. En DEYDE disponemos del módulo MyDataQ Email que te permitirá normalizar los correos.

¿Por qué vas a renunciar a una gestión más eficiente de tus bases de datos en tu día a día? Muchas veces no tienes suficiente tiempo, de manera que te interesará tener a mano ayudas suplementarias. Este elemento es sumamente útil y, desde luego, te ayudará a ir un paso por delante de la competencia. Hoy no tienes por qué resignarte a que tus correos vayan a SPAM por una redacción deficiente.

Si estás interesado en mejorar el día a día de tu empresa, esta es una fórmula útil. Te animamos a solicitar información acerca de los servicios y productos que en DEYDE podemos aportar a tus bases de datos. Aporta la calidad que buscas a tus datos.

Share This