La normalización de la base de datos es necesaria porque organiza y estandariza el contenido de las mismas. Esta medida nunca debe ser opcional, ya que es un paso imprescindible y necesario para que podamos garantizar una base de datos exitosa.

Consecuencias de la falta de normalización de la base de datos

La falta de normalización de una base de datos afecta a la calidad de los datos. Entre los inconvenientes que se encuentran destacan los siguientes:

– Ralentización de los procesos.

– Inexactitud y errores en las bases de datos.

– Ineficiencia de las operaciones y en las estrategias.

Gracias a la normalización, evitamos estos efectos indeseables y comprobamos si las bases de datos que tenemos garantizan la integridad de los mismos.

Objetivos de la normalización de base de datos

Para realizar la normalización hay que establecer cuatro metas:

Minimizar los datos duplicados que hemos almacenado en una base de datos.

– Construir una base de datos con rápida accesibilidad y en la que podamos manipular la información con eficiencia y sin comprometer su integridad.

Organizar los datos en grupos con cierta lógica para que cada uno describa una parte del todo.

Perfeccionar la organización de los datos para que, cuando se introduzcan modificaciones, el cambio solo se aplique en un lugar.

Antes de normalizar una base de datos es necesario realizar un análisis de requisitos para concretar los procedimientos y políticas que aplicaremos. Con estas denominadas reglas de negocio, que se obtendrán por consenso, se podrán alcanzar los objetivos previstos en la normalización de la base de datos.

Se pueden emplear distintos métodos para facilitar la transición, pero es importante que las reglas siempre estén claras, así como el significado de cada terminología y la forma de uso antes de comenzar la normalización.

¿Por qué normalizar los datos puede salvar nuestra empresa?

Es evidente que normalizar los datos de una empresa supone un ahorro económico, pero esta no es la única ventaja que se puede extraer. La normalización no quiere decir solo que se eviten costes de envíos equivocados. A continuación, ofrecemos cinco ventajas competitivas para normalizar las bases de datos:

1. Reducen la inmediatez de respuesta

Dos de las exigencias que suelen estar en contraste son dar una rápida respuesta y disponer de multitud de nombres. Para que se puedan conciliar es importante estar organizado. Este objetivo se consigue no solo con una buena administración interna, sino también recurriendo a herramientas informáticas preparadas para realizar la normalización. De esta forma, se garantiza el acceso a datos únicos, lo que reducirá la inmediatez de la respuesta.

2. Mejora la identificación de los clientes

La normalización afecta a la identificación de los datos personales de los clientes. Se estandarizan los campos, se actualiza la información que haya quedado obsoleta y, también, se pueden enriquecer los campos vacíos que tengan detalles reseñables.

Como resultado, obtendremos un archivo de mayor fiabilidad que el anterior y será capaz de ofrecer información relevante para las acciones de marketing dirigidas a un público objetivo, elaborando ofertas personalizadas e individualizadas y distribuyendo mensajes publicitarios.

3. La normalización de los datos ofrece más garantías

Una empresa que se preocupa por normalizar los datos de sus bases tendrá la posibilidad de ofrecer a sus clientes una mayor garantía en la entrega o que se pueda rellenar de forma automática, durante el periodo de la fase de compra, la dirección de envío.

Gracias a los softwares podemos integrar los datos en las plataformas de comercio electrónico para agilizar las compras y evitar errores, lo que supone una garantía en los clientes y una ventaja competitiva de nuestro negocio.

4. La normalización de datos optimiza los recursos internos

Eliminar los errores de una base de datos quiere decir que se está optimizando la administración de los datos de los trabajadores. Los gerentes, proveedores de servicios, recursos internos y el personal de entrega no tendrán que preocuparse de verificar si la información de la que disponen es correcta y, por tanto, se agilizará su trabajo y tendrán mayor seguridad.

5. La óptima calidad de los datos es necesaria para tener la confianza del público

Las bases de datos normalizadas ofrecen servicios creíbles y puntuales, sin retrasos. Lo cual se traduce en la mayor confianza de los clientes tanto en el comercio electrónico como en el suministro de servicios o en el mercado físico.

En DEYDE aportamos una solución propia para aumentar tus resultados ocupándonos de la normalización de base de datos. Contáctanos ya y experimenta el cambio.

imagen

Share This