La normalización de base de datos aparece en las empresas como parte integral de las tareas encaminadas a la formalización de procesos. Con la complejidad creciente de los procesos productivos surge la necesidad de modelar las operaciones emprendidas. También, las exigencias de conectividad y de transparencia en cuanto a las metodologías aplicadas reafirman esta dirección.

La normalización beneficia a la propia organización que la implementa al dar forma estable y coherente a la información. Evita redundancias, inconsistencias e incompatibilidades gracias a la calidad de datos. Después con la automatización, las compañías ganan tiempo y ahorran en horas de trabajo.

Este incremento de productividad se suma a una mayor capacidad para tratar con los clientes, proveedores y colaboradores. Así, el flujo de información entre los agentes presentes en el mercado refuerza cada uno de los fundamentos del modelo de negocio.

La contribución de la normalización a la calidad de datos

La preocupación por la salvaguarda de los derechos de los consumidores ha generado un gran volumen de legislación. Asimismo, la iniciativa de las firmas destacadas en todos los sectores económicos procura la excelencia por ofrecer una calidad objetiva y contrastable.

Por un lado, las normas contienen una convención donde se fijan unas características estimadas como óptimas. Mientras que por normalización se entiende el esfuerzo metodológico por establecer, aplicar y ordenar estas normas para un fin concreto. El Comité Técnico de Normalización es el encargado de establecer los criterios que se aplican para lograr la mayor universalización y versatilidad en estos esfuerzos.

La popularidad y el éxito de las normas ISO 9000 pueden sugerir que abarcan completamente los procesos susceptibles de una mejora. Pero lo cierto es que no agotan el campo de estas actividades. En concreto, para la normalización de bases de datos es importante considerar las necesidades de la organización en el contexto del sector productivo implicado.

El impulso para establecer un programa de normalización es básicamente voluntario. Materializa un compromiso con la calidad en forma de documentos técnicos. Son los que interpretan los desarrollos tecnológicos subyacentes en las acciones emprendidas por la organización. Al final, las experiencias testadas y recogidas por organizaciones públicas y privadas determinan el contenido de las normas aplicadas.

Cuáles son los efectos positivos de la estandarización para las empresas

Las ventajas que se descubren con los programas de estandarización en bases de datos son múltiples. Sin embargo, estas pueden agruparse en tres categorías relevantes para la vida económica de las compañías involucradas en estas mejoras. La experiencia empresarial señala las siguientes:

1. Un incremento en la eficiencia para tratar la información y obtener de ella conocimiento. Es un modo de maximizar las utilidades de este recurso siempre estratégico y cada vez más vital para las organizaciones.

2. Un impulso para la rentabilidad de la compañía. Este efecto deriva de que la calidad de los datos redunda en un ahorro importante de horas de trabajo. Se eliminan muchos factores que causan errores para los que posteriormente hay que emplear medios y personal que los subsanen.

3. Un crecimiento en la capacidad para producir un impacto positivo en agentes económicos exteriores a la empresa. Como fuente abundante de información de calidad, las labores de promoción comercial, colaboración y búsqueda de recursos obtienen un mayor alcance.

También se pueden señalar los siguientes factores internos de la organización empresarial que se ven reforzados por un programa de estandarización:

1. Disposición inmediata de información de calidad. La calidad de los datos redunda en una mayor capacidad de tratamiento y automatización.

2. Una mayor profundidad en la racionalización de los procesos. Los exámenes del funcionamiento interno encuentran numerosos puntos que merecen una mejora.

3. La búsqueda de la calidad total. Esto es debido a que la información es el medio imprescindible para tomar conciencia de un problema o una oportunidad para innovar.

4. En el despliegue de un plan de seguridad.

5. En la presencia en nuevos mercados.

6. En el cumplimiento de la legislación vigente.

7. En la asunción de responsabilidades civiles y mercantiles.

Las ventajas del soporte profesional como el proporcionado por DEYDE

La especialización requerida por un programa de estandarización de datos no siempre está al alcance del personal de una empresa. El apoyo de un servicio proporcionado por equipos con una amplia experiencia en subsanar, validar, enriquecer y descubrir duplicados en bases de datos es fundamental.

Este es el valor que ofrecemos desde DEYDE como equipo profesional provisto de amplia experiencia en calidad de datos. Con la adaptación a cada contexto productivo, en planes innovadores, personalizados y flexibles brindamos la oportunidad para aplicar soluciones orientadas hacia la realidad inmediata de los mercados.

En definitiva, la normalización de base de datos ayuda a enfrentar las incertidumbres generadas por la velocidad de los cambios. Para la planificación estratégica ningún medio produce mejores resultados que contar con fuentes de información de alta calidad. Nos gustaría conocer las impresiones sobre este tema de máxima actualidad. Puedes expresarlas en los comentarios.

imagen

Share This