La verificación de calidad de datos es un paso fundamental para que tus actividades ganen en calidad. Esta necesidad es para empresas y organizaciones por igual. Aquí conocerás algunos procedimientos prácticos.

 

Las mejores formas de verificación de calidad de datos

La comprobación de datos veraces evita múltiples problemas a medio plazo. En primer lugar, te dirigirás al público en el que realmente estás interesado. La segunda ventaja, con la verificación de calidad de datos, es que ahorrarás tiempo en gestiones de rectificación o modificación sobre la marcha. Además, con una buena política de verificación de datos a priori mejorarás la imagen de tu empresa u organización.

Lo cierto es que mejorar los procesos hoy no es una opción. Los cambios normativos van en la línea de preservar la privacidad de clientes y usuarios. En consecuencia, y si quieres implementar un proceso de captación y verificación de datos, éste ha de ofrecer garantías. Hoy la calidad de datos es mucho más una capacidad.

¿Y cómo realizar una verificación de calidad de datos óptima? Estos son algunos procedimientos útiles y contrastados.

 

Comprueba que los datos que utilizas no están duplicados

El primer elemento a comprobar es que en la base de datos no tienes un nombre con sus datos más de una vez. Recuerda que el envío de comunicaciones duplicadas causa una mala imagen. En consecuencia, este aspecto es básico para mejorar la calidad de una base de datos. La reputación de una empresa u organización se ve cuando no duplica información innecesariamente.

Hoy hay soluciones y herramientas que se encargan de detectar en las bases de datos si existe una duplicidad de datos en cuestión de segundos, y eliminar las entradas de datos que estén duplicadas. De este modo, te evitas tareas interminables de búsqueda de dato por dato de forma manual. DEYDE dispone de un módulo de búsqueda y marcaje de duplicados MyDataQ Dedupe altamente eficaz.

 

Asegúrate de que el uso de los datos es lícito

El RGPD (Reglamento Europeo de Protección de Datos) ha establecido rígidos controles a la captación de datos. Las bases de datos antiguas no servirán si no se ha vuelto a pedir el consentimiento para uso de forma clara, expresa e inequívoca. Este es, pues, un elemento fundamental de comprobación porque podrías ser sancionado. Hoy las multas pueden alcanzar los 20 millones de euros o hasta el 4 % de la facturación.

El segundo aspecto que tienes que valorar es el de la Lista Robinson. Hay un listado de personas que han expresado de forma explícita que no desean recibir llamadas de telemarketing. En este sentido, DEYDE dispone de un servicio que consulta la nueva plataforma de ADigital para marcar los Robinson en las bases de datos, evitando posibles denuncias por el envío de publicidad no solicitada a usuarios inscritos en dicha lista.

 

Cerciórate de que todos los datos son relevantes y no falta ninguno necesario

La calidad de una base de datos pasa porque las informaciones que consten sean realmente necesarias. En el pasado, había una cierta tendencia a soslayar esta cuestión e incluir más información de la estrictamente necesaria. Las restricciones sobre la finalidad de captación de datos del RGPD han contribuido a modificar esa percepción.

Eso sí, igual de perjudicial es tener un exceso de datos que el que falten. Cuando revises tu base, comprueba si en el algún caso falta un dato de interés. Si es posible, puedes contactar con el interesado para solicitarlo e incluirlo con su consentimiento. Es suficiente con facilitar un formulario escrito o consentimiento telefónico.

Si realizas esta acción con una cierta periodicidad, te resultará sencillo solventar los problemas que se presenten. La corrección y ampliación es una función cotidiana que resultará útil, para posibles enriquecimientos de esta base de datos. Eso sí, recuerda que no puedes utilizar ningún dato que no se ajuste a lo que exige el RGPD. Es más, estos datos se deben destruir.

 

Observa si existe la capacidad de agrupar por campos de interés

La opción de agrupar datos por campos de interés es necesaria para ahorrar tiempo y dinero. Esto debería ser básico, pero aún existe quien no tiene clara esta cuestión. El consejo es que utilices aplicaciones que faciliten esta cuestión y que dispongas de los campos necesarios para realizar tu actividad. Esto servirá, a la larga, para notar la diferencia porque encontrarás lo que necesitas en menos tiempo.

La realidad es que esta sencilla maniobra hará mucho por mejorar la calidad de tus datos. Esto, a medio plazo, contribuirá a evitar problemas que dificulten la gestión de los datos. Por lo tanto, no deberías dejarlo pasar para que no haya problemas.

 

Conclusión

Lo cierto es que el uso de datos personales es útil, siempre que se tenga un buen criterio. Comprobar la calidad de estos, atendiendo a criterios de utilidad y licitud, se convierte en un paso ineludible. Lo que se pretende, en definitiva, es que te evites problemas en el futuro por una gestión deficiente.

La verificación de calidad de datos es útil para quien desea que sus datos rindan más y mejoren su capacidad de generar recursos. DEYDE proporciona varias posibilidades y soluciones para mejorar la calidad de las bases de datos, adaptadas a cada empresa. Si quieres mejorar la gestión de tus bases de datos, no dudes en contactarnos. Lo que soluciones hoy repercutirá positivamente en tu futuro profesional.

Share This